lunes, 5 de enero de 2009

2009

Ah! Adoro la niebla. Estas temporadas me gustan por eso. Climas frios, humedos y muy nocturnos. Este ambiente oscuro me fascina y creo que es lo que me mueve a escribir. Los dias pasados han sido tediosos y aburridos. No tenia la intencion de escribir, y no me disculpo. No me gusta escribir por escribir.

En fin. No lo quiero decir pero extraño la ciudad, extraño su ritmo frenetico y el movimiento por doquier. Aqui en cambio cualquier cosa es un suceso. Lo malo es que "cualquier cosa" suele ser algo tan trivial y aburrido, aunque a los demas el morbo les mueve. Desde chismes nuevos de la gente hasta lo que hace o no hace algun funcionario municipal. Incluso una mugrosa banqueta o un bache tapado es noticia. Pero es tan aburrido. Me siento extraño cuando camino en la calle, y cuando salgo. Este tedio me mantuvo tan tranquilo. Tanto asi que apenas me di cuenta que ya es 2009 y que ya tengo 26 años. Ah!

2 comentarios :

ro dijo...

Fíjate que viviendo siempre en la ciudad, con un exceso de información que te inmuniza la sensibilidad y los sentidos, lo que se acaba envidiando es la tranquilidad de los lugares remotos, donde las noticias son las cosas cotidianas y los cotorreos de siempre (cotorreos que, por otro lado, hay en todas partes..)

Sea como sea, bienvenidas sean las ganas de escribir :)

Anamnetik Bl3v dijo...

Gracias, por un momento pensaba que era depresion, pero esa ya ha quedado atras hace muchos años... y tienes razon, las ciudades te desgastan y te comen vivo, pero veremos que pasa. El Domingo vuelvo al DFectuoso Distrito Federal, ayy...